jueves, 23 de febrero de 2017

Algo que escribí hace año y medio

He visto
a gente quererse por encima de sus posibilidades,
la pérdida de consciencia en mitad de un abrazo
y a un tren descarrilar sobre mis costillas todas las noches.

He recordado
lo que duele llorar las mariposas,
a qué sabe el silencio en una espalda,
todas esas putas cosas que nunca escribí
(pero que se quedaron en el centro de mis principios).

Quizá estoy olvidando
mis esquemas perfectamente torcidos,
la forma de gritar un nombre a las cinco de la mañana
o cómo rozan mis lágrimas los huecos de otra persona.

Tal vez nada importe
solo aquello grabado en piedra
en los ecos de mi memoria.

O tal vez solo necesite dejar de huir
de aquello que me muerde el corazón.

M.A.G.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada